La gobernadora Wanda Vázquez Garced reclamó este jueves a los sectores económicos que “no pueden meter presión y crear ansiedad en el pueblo” para que se comiencen a reabrir negocios y empresas en medio de la emergencia de salud causada por el coronavirus.

“Yo exhorto a los puertorriqueños, como lo han hecho hasta ahora, vamos a verlo con calma y no podemos ceder a presiones económicas”, señaló.

Es que, según aclaró Vázquez Garced, mañana, viernes, no se presentaría un plan concreto de cómo se activaría la economía tras haber estado por las pasadas seis semanas detenida para evitar los contagios con coronavirus. Detalló que lo que se presta a revelar es la propuesta que le ha realizado el task force económico sobre cómo debe ser esa reactivación.

“Mañana ellos (el task force económico) presentan unas recomendaciones a base del aspecto económico. Eso yo tengo que, entonces, discutirlo tanto con el task force económico, como el task force médico, para poder tomar unas determinaciones”, explicó en entrevista con Primera Hora.

Algunas de las propuestas ya han sido reveladas por el secretario de Desarrollo Económico y Comercio Manuel Laboy. Estas incluyen que sea el sector de la construcción, venta al detal, servicios profesionales y bienes raíces los primeros en entrar en funciones.

Vázquez Garced no dio detalles de lo que contienen las propuestas. Se limitó a establecer que sería cuando presente la orden ejecutiva que entraría en vigor posterior al 3 de mayo, fecha en que terminaría el toque de queda vigente, que se establecería cuáles son los cambios que se impulsarían. No especificó el día en que los daría a conocer.

“La orden ejecutiva culmina el 3 (de mayo), así que nos estamos preparando para tomar aquellas decisiones de conformidad con esa orden ejecutiva que salga el 3 de mayo, que dirija o que establezca cuáles son las medidas que se van a ordenar después del 3 de mayo. Para eso, vamos a ver qué actividad, si alguna, puede tener un comienzo paulatino con medidas de seguridad. Pero, si vemos que hay algún riesgo, así mismo me presentaré al pueblo de Puerto Rico, como he hecho siempre, le explicaré por qué y qué vamos hacer para que todo el mundo esté informado. Lo voy a hacer personalmente a través de los medios de comunicación”, prometió la primera ejecutiva.

Este análisis que se iniciaría va en contra de la recomendación que dio el epidemiólogo del estado, David Capó. Desde su perspectiva, no sería hasta la segunda mitad de mayo cuando el gobierno pudiese comenzar a hablar sobre el comienzo de operaciones de actividades económicas.

Entonces, ¿se pondría el riesgo la salud del pueblo por reactivar la economía antes de lo recomendado?, se le cuestionó a la gobernadora.

La gobernadora expuso que “ese plan tiene que estar balanceado con la cuestión de salud. Nosotros vamos a ver estas recomendaciones, tienen que ser por fase y tienen que ir consistentes con el manejo de la pandemia. Aquellas actividades que se puedan ir flexibilizando o modificando para luego del 3 de mayo, las vamos a mirar comparadas con cómo se ha ido desarrollando la pandemia”.

“Hay lugares donde se abrieron las puertas para que las personas pudieran volver y reactivar la economía y han tenido que retomar nuevamente las medidas restrictivas, porque esta pandemia es impredecible. Si nosotros no tenemos los controles efectivos, podemos tener un brote exponencial y esa es mi preocupación, que tenemos que mirarla día a día”, añadió.

Vázquez dijo estar consciente de que la tasa de desempleo ha aumentado con esta cuarentena y que los comerciantes tienen dificultades económicas. No obstante, recalcó que el gobierno está “trabajando bien duro” para que reciban un auxilio económico.

Pidió a la ciudadanía que no se tiren a la calle a protestar, por estas presiones económicas, pues “mira lo que pasó en Florida, se tiraron a las calles y de un día para otro había sobre 500 personas nuevas contagiadas. Eso no lo podemos permitir en Puerto Rico”.

“Por eso, yo voy a examinar esas propuestas, porque si bien es cierto que hay que reactivar la economía, para mí la prioridad es la seguridad y la vida. Yo estoy completamente segura que ninguna de esas personas va a querer exponer un familiar suyo a que se contamine por ir a un lugar que antes estaba cerrado y no tomen las medidas. Así que, vamos a examinarlo con mucho cuidado, teniendo como prevalencia la salud y la vida de las personas”, puntualizó.

Por otro lado, la primera ejecutiva informó que un aspecto importante que evaluaría son las medidas de protección y seguridad que deben tomar los patronos al momento de la reapertura. Una de estas es que se les tenga que realizar la prueba para detectar el coronavirus a todos los empleados.

“Si tiene que haber como medida de protección para los empleados que tengan que hacerse las pruebas, se van a considerar todas las alternativas. Pero, yo quiero que cuando yo empiece a trabajar, el que yo tenga a mi lado, aunque sea a seis pies de distancia, yo sepa que no está contagiado con COVID y que en un momento dado nos podamos cruzar en algún lado y me pueda contagiar y eso yo tengo que asegurárselo a los empleados”, sostuvo.

Vázquez Garced también reconoció que el hecho de que una persona se contagie en el trabajo implicaría que comience a gastar sus días de enfermedad, vacaciones y una licencia especial por COVID que aprobó mediante ley para poder recuperarse. Dijo que este aspecto también es un motivo de preocupación para los trabajadores y el gobierno.

“Tenemos que tener mucho cuidado en esta reactivación. Yo estoy más que consciente del problema económico. La gente va a tener sus ayudas. Ya van a empezar a llegar la asistencia del gobierno federal, hemos dado más de $600 millones en ayudas a las personas en Puerto Rico. Vamos a coger las cosas con calma, porque esto es un nuevo estilo de vida y si yo abro esas puertas sin las debidas precauciones, vamos a echar hacia atrás y yo lo voy a explicar por qué una decisión u otra. Pero la prioridad para mí va a hacer que yo me sienta tranquila y yo me acueste tranquila de que yo no pongo en riesgo a nadie en Puerto Rico”, concluyó.