Tras el caótico evento primarista, ¿la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) estará preparada para realizar las elecciones generales el próximo 3 de noviembre?

A esta pregunta que muchos electores boricuas se hacen, el presidente de la institución electoral, Juan Ernesto Dávila, respondió con un “sí” en una entrevista con Primera Hora.

Dijo que se pueden lograr “con mucho esfuerzo y contando con los fondos que la Comisión solicitó desde el año pasado”.

Expuso que la solicitud que la CEE le hizo a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) fue de $22.5 millones. Sin embargo, este ente fiscal solo les concedió $9 millones. Así que la falta de la millonaria diferencia de $13.5 sería entonces el primer eslabón que se tendría que enfrentar para que el evento pueda darse el 3 de noviembre.

Pero, los comisionados electorales del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Iván Aponte, y del Partido Popular Democrático (PPD), Lind Merle Feliciano, dieron cuenta de otro problema mayor: la impresión de las papeletas.

Merle Feliciano detalló que la semana pasada venció el término estipulado en el calendario electoral para corregir nombre y fotos.

Mientras, Aponte informó que “la fecha para que la CEE ordene la preparación de las papeletas para las elecciones es el jueves, 20 de agosto”.

“Tú tienes que cumplir con unas fechas fijas para que no ocurra la locura que ocurrió”, añadió.

La preocupación de los comisionados es que esta fecha para ordenar la impresión de papeletas tampoco se cumpla, ya que este próximo domingo, 16 de agosto, esta programada la continuación de las primarias del Partido Nuevo Progresista (PNP) y del PPD. Además, quedaría por hacer el escrutinio de los votos. Estos procesos determinarían quiénes son los candidatos en estas colectividades.

Hay que destacar que la impresión de las papeletas, a cargo de Printech, en Cayey, fue una de las complicaciones que tuvieron que enfrentar los partidos para lograr que las primarias se llevaran a cabo como de ordinario y que se tuviese que programar una segunda ronda para este próximo domingo.

Para el presidente de la CEE, habría que esperar cómo fluye el proceso de las primarias y el escrutinio antes de determinar si se podrá cumplir con la fecha para imprimir las papeletas de las elecciones generales.

“Vamos a ver cómo fluye el proceso de escrutinio general. Yo creo que eso será determinante para tomar esa decisión (de enviar a imprimir las papeletas de las elecciones)”, planteó.

Dávila también comentó que las elecciones no serían tan caóticas como las primarias, siempre y cuando “aprendamos a no repetir los mismos errores”.

“Reitero, la Comisión necesita tener los fondos disponibles y los que solicitó para la intención de estos eventos y con esa circunstancia, me parece que el proceso actual puede correr con la transparencia y la garantía de confiabilidad que se merece el pueblo puertorriqueño”, contestó.

La comisionada del PNP, María Dolores Santiago, también cree que se puede cumplir con las elecciones generales el 3 de noviembre. Sin embargo, reconoció que conllevaría mucho sacrificio.

“Yo entiendo que, aunque fecha (del comienzo de impresión de papeletas) se moviese una semana más, si se trabaja de manera ordenada y en equipos y a todo vapor, entonces yo creo que se puede cumplir”, manifestó.

Su homólogo del PPD, Merle Feliciano, argumentó que habría que afinar muchas cosas pendientes para lograr que las elecciones se realicen de forma apropiada el 3 de noviembre.

“Hay trabajos que están pendientes de hacer para las elecciones y no se puede esperar hasta último momento. La experiencia en organización y logística no ha sido la mejor”, reconoció.

Ante tales incertidumbres de si se podrá o no cumplir con unas elecciones generales, el presidente de la CEE dejó en manos de los comisionados tomar una determinación de un posible cambio de fecha.

Dávila destacó que la Constitución de Puerto Rico establece que este proceso electoral debe llevarse a cabo en noviembre. Dijo que fue la Asamblea Legislativa la que determinó que fuese el primer martes luego del primer lunes de noviembre. Por ello, indicó que un posible cambio de fecha, al final del día, estaría en manos de la Legislatura y de la gobernadora Wanda Vázquez.