Asediada por insinuaciones de malos manejos en la administración pública, sobre todo en medio de un alegado referido en su contra al Panel del Fiscal Especial Independiente (PFEI), la gobernadora Wanda Vázquez Garced destapó este martes una caja de Pandora en la que presentó pruebas para establecer que la exsecretaria de Justicia, Dennise Longo Quiñones, “intervino indebidamente” en una investigación federal en la que una de las señaladas es su madre, la exsecretaria de Salud, Concepción Quiñones de Longo.

Insinuó que Longo Quiñones se desapareció por seis horas tras habérsele solicitado la renuncia el viernes pasado, para cuadrar un referido “amañado” al PFEI en el que figura como una de las investigada; afirmó que enfrenta una actitud vengativa de personas que no quiso identificar en medio de una campaña primarista y lanzó sombras a los trabajos de la Cámara de Representantes por sus procesos “altamente politizados”.

Las expresiones de la gobernadora, hechas durante una conferencia de prensa en La Fortaleza, muestran una contradicción a lo expresado el pasado sábado en las redes sociales. Esta aludió que “aquel que señale que en la renuncia de la licenciada Dennise Longo Quiñones hubo discordias, discusiones o que se da en medio de una desavenencia por alguna pesquisa o que se intervino en alguna investigación, es totalmente falso”.

Es que Vázquez Garced reveló toda su prueba contra Longo Quiñones en la que, supuestamente, se destapa que sí intervino en una pesquisa federal.

Sin embargo, para despejar dudas sobre un intento de su parte de descarrilar una pesquisa en su contra, hizo un reclamo público a la secretaria interina de Justicia, Wandymar Burgos, para que entregue al PFEI todos los referidos que remitió la extitular antes de su renuncia sobre una investigación por una supuesta detención de entrega de suministros de la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF) a los damnificados por los terremotos.

“Si tiene mérito y está en ley, le doy la bienvenida y la enfrentaré”, afirmó.

Durante su exposición, la gobernadora señaló que hablaría su verdad y que no tolerará injusticias ni ataques a su integridad. Por ello, dijo que, movida por los comentarios de que supuestamente buscaba desviar la investigación en su contra en el PFEI, “amerita que le hable de frente a nuestro pueblo, sin ningún temor”.

Entonces, la gobernadora planteó que solicitó la renuncia a Longo Quiñones “por intervenir indebidamente en una investigación federal del Departamento de Salud… Irregularidades con fondos federales del Medicaid”.

“Nunca se me notificó de ninguna investigación en curso contra mi persona, mucho menos que hubiese un referido al FEI”, añadió la primera ejecutiva para intentar desligar tal referido con el pedido de renuncia.

Presenta pruebas

Según explicó Vázquez Garced, sus dudas contra Longo Quiñones surgieron por una pregunta que le hizo el pasado viernes una reportera de Univision sobre una pesquisa federal de un posible fraude al Medicaid -entre los años 2014 al 2019- a través de contratos que suscribió el Departamento de Salud con la empresa Manpower. Explicó que, mediante los acuerdos, se adquirió personal para la agencia que, supuestamente, luego no laboraba en asuntos relacionados a este programa federal. Seis de los contratos que se investigan fueron firmados por Quiñones de Longo, cuando fungía como subsecretaria de Salud.

Antes de entrar en la controversia, Vázquez Garced presentó varias cartas entre Longo Quiñones y el director de la Oficina de Ética Gubernamental (OEG), Luis Pérez Vargas, en la que se reconfirma que desde el 1 de octubre de 2019 la renunciante secretaria de Justicia se comprometía a inhibirse en todo asunto relacionado a su madre en el Departamento de Salud.

“Le exhortamos a cumplir fiel y cabalmente con lo dispuesto en su mecanismo de inhibición, y ejercer su función ministerial de manera que evite en todo momento el conflicto de intereses y hasta la apariencia del mismo”, dice la carta de Pérez Vargas del 1 de octubre.

No obstante, la gobernadora presentó varios correos electrónicos de la cuenta de Longo Quiñones en los que esta discute, asesora y convoca a una reunión para hablar sobre una carta recibida por parte de las autoridades federales relacionada a la pesquisa.

“No deben negociar sin solicitarle a la Fiscalía Federal la evidencia que tienen para probar su caso”, le recomendó la renunciante secretaria a su homólogo en Salud, Lorenzo González Feliciano, así como a otros funcionarios de la agencia en un correo fechado el 17 de junio.

Desde la mencionada fecha, la secretaria comenzó a plantear la necesidad de programar una reunión. La misma fue detenida el 24 de junio, cuando el secretario de la Gobernación, Antonio Pabón, se reunión con Longo Quiñones para recordarle que se debía inhibir.

Pero, la gobernadora presentó más correos electrónicos en los que alegó que la exsecretaria no mostraba interés de inhibirse. Uno de los mensajes que destacó fue remitido luego de la reunión con Pabón. El mismo es encabezado con la frase “en preparación para nuestra potencial reunión y tras discutir la naturaleza de las reclamaciones en la carta de la Fiscalía Federal”.

“Esto es totalmente inaceptable”, soltó la gobernadora.

Luego, la primera ejecutiva leyó otra parte del correo en la que Longo Quiñones dice que activó el mecanismo de inhibición.

“Eso no era discrecional. Ella estaba inhibida desde el 1 de octubre de 2019. Eso no es en esto mi inhibo, en esto no. Era en todo lo que tenía que ver con el Departamento de Salud”, sostuvo.

Uno de los aspectos que destacó la gobernadora para sostener su alegación de que Longo Quiñones intervino en la pesquisa federal fue una expresión hecha por el agente especial de la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Recursos Humanos de los Estados Unidos, José Luis Soto. Este comienza un correo electrónico en el que afirma: “Buenas tardes secretaria Longo, como se discutió” se le entregó una carta a González Feliciano referente a la pesquisa.

“Si tiene preguntas, siéntase libre en contactarnos”, concluyó el agente federal.

No hubo constancia de que el agente federal y Longo Quiñones tuviesen algún otro intercambio de información. Sin embargo, Vázquez Garced lanzó la siguiente expresión: “Admisión de parte, relevo de prueba”. Dijo que usó esta jerga legal para sostener su señalamiento de que la exsecretaria tuvo acceso a documentos y discutió asuntos de la investigación, cuando se supone estaba inhibida.

Vázquez Garced, quien dijo que la pregunta de Univision le hizo requerir todo el expediente revelado este martes, alegó que no tenía intención de hacer públicos los datos. Dijo que lo que se disponía era a enviar un referido contra Longo Quiñones a la OEG.

Los referidos al FEI

Tras dar a conocer este tracto, insistió en que le pidió la renuncia a la exfuncionaria porque “yo no pudiese permitir sombra en una investigación del gobierno federal”.

Dijo que la renuncia se la solicitó Pabón a Longo Quiñones a eso de las 2:00 p.m. y que esperaba que antes de las 3:00 p.m. le sometieran la carta.

“La secretaria no contestó más teléfonos y en la noche llegó carta renuncia. ¿Qué se hizo durante ese tiempo? Ella lo sabrá”, planteó al comenzar a insinuar que fue en este periodo de “seis horas” en que se completó el referido al PFEI en el que se alega figura su nombre.

De inmediato, urgió a la secretaria interina a que entregue los documentos al organismo fiscalizador. Es que Burgos no permitió que se completara ayer, lunes, el proceso de entrega de los referidos porque no los había evaluado.

“Hoy, ante el pueblo de Puerto Rico y de frente, yo le digo a la secretaria Wandymar Burgos, que hoy se envíe ese referido a la FEI. Yo no tengo nada que temer, nada que temer. Aunque todo el mundo sabe el historial de la Oficina del FEI en un pasado y que el pueblo de Puerto Rico fue testigo de lo que son capaces de hacer, yo no tengo duda ninguna, ni temor ninguno de que ese referido sea enviado hoy a la oficina del FEI, el mío y el de todos los funcionarios que haya a la carrera y a oscuras el viernes hecho un informe para radicarse en el panel del FEI el lunes a la carrera. Si la alegada investigación tiene mérito y está en ley, le doy la bienvenida”, puntualizó.

Vázquez Garced, entonces, recordó que fue acusada por el FEI a finales de 2018 por la alegada intervención en un caso de robo en casa de su hija. Alegó que ambas situaciones son diferentes, pues su hija era una víctima y ella supuestamente lo único que hizo fue solicitar un técnico de ayuda a víctimas.

“Esta actitud claramente vengativa y amañada en medio de una contienda primarista la vamos a enfrentar con mi frente en alto y con la verdad, como siempre he hecho. Mientras otros prefieran continuar politiqueando 24 horas al día, yo seguiré trabajando por mi pueblo”, sentenció.

Finalmente, cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que la Cámara de Representantes comience un proceso de residenciamiento en su contra, recordó que la mayoría de los representantes apoyan a Pedro Pierluisi en la contienda primarista.

“Yo estoy lista para todo, (incluido el residenciamiento). En un proceso primarista, ¡qué casualidad que es la Cámara de Representantes que se ha caracterizado por procesos altamente politizados! Podemos esperar cualquier cosa. ¿Qué casualidad que es la Cámara en la que salen todos a pedir ese proceso? ¿Saben qué? Yo estoy preparada y cualquier imputación la tienen que probar frente al pueblo de Puerto Rico. Pueblo de Puerto Rico, estén muy pendientes de estas personas que vuelven otra vez a hacer imputaciones viciosas para afectar a esta servidora y siempre me he parado de frente a ustedes a decirles cuál es la verdad. Vamos a estar muy pendientes a todas estas personas que con estos procesos amañados quieren afectar un proceso primarista. Yo sigo hacia adelante. Wanda Vázquez no se va a quitar”, concluyó.