El Tribunal de Apelaciones rechazó este lunes paralizar el proceso judicial que se sigue contra la compañía de corretaje UBS Financial Services Inc. of Puerto Rico, mientras que el juez Ángel Pagán Ocasio, del Tribunal de San Juan, separó en dos partes el proceso de descubrimiento de prueba en el caso.

Durante un vista de seguimiento de la demanda presentada por el expúgil Félix "Tito" Trinidad y otros tres demandantes contra UBS Puerto Rico, el juez Pagán Ocasio acogió una petición del licenciado Salvador Antonetti Stutts, quien representa a UBS, para que se dividiera el proceso de descubrimiento de prueba en dos partes: la certificación del pleito de clase y la demanda en sus méritos.

Los demandantes presentaron el pleito contra la compañía de corretaje por inducirles a invertir en bonos de Puerto Rico y fondos mutuos cerrados, y luego a tomar préstamos para mantener esa cartera de inversiones.

El juez también concedió a UBS 30 días para responder a la demanda, y autorizó a los abogados de los demandantes, Harold Vicente, José Andreu Fuentes y Francisco Pujols Meneses, a realizar deposiciones a Robert Mulholland, quien recientemente anunció su retiro de UBS, y Carlos Ubiñas, ejecutivo de la empresa.

Además, señaló la vista para discutir la certificación de la demanda como un pleito de clase para los días 20 y 21 de octubre de este año, y acogió preliminarmente el plan de trabajo de las partes, que establece que el juicio en su fondo podría verse durante el mes de octubre del 2016.

Al inicio de los trabajos este lunes, el licenciado Antonetti Stutts solicitó al juez que dejara sin efecto la vista debido a la moción urgente que había sometido UBS el viernes pasado ante el Tribunal de Apelaciones pidiendo la paralización del proceso e invocando la cláusula de selección de foro.

Los abogados de UBS argumentan que la demanda se debe dilucidar en el estado de Utah, y no en Puerto Rico, por disposiciones del contrato que suscribieron con los demandantes.

Pero Pagán Ocasio denegó la solicitud de suspender la vista al señalar que el foro intermedio había tenido tiempo para paralizar el trámite y no lo había hecho. Al concluir la audiencia, trascendió que el Tribunal de Apelaciones no acogió la petición de detener el proceso judicial, y aceptó intervenir en la controversia sobre la jurisdicción.

En su demanda, Tito Trinidad, su padre Juan Félix Trinidad Rodríguez y otros dos demandantes piden al juez que declare nulos los préstamos emitidos por UBS Bank, una filial de UBS Puerto Rico, que no tenía autorización de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras para operar en la Isla.

También solicitan que el juez emita un remedio para evitar que UBS les cobre estos préstamos nulos y venda sus valores.

Fuera de sala, el expúgil, quien intenta recuperar sobre $16 millones en inversiones y préstamos, se mostró confiado en la labor de sus abogados, quienes apuntaron que recientemente UBS transó un caso similar en Washington, D.C.

"Estoy tranquilo porque sé que tengo una representación legal muy buena, y sé que van a llevar a cabo un buen pleito, y sé que vamos a salir victoriosos de este pleito", apuntó Trinidad a su salida de la sala 904 del Tribunal de San Juan.