SAN DIEGO, California, EE.UU.-  El yoga que se imparte en las escuelas del Condado San Diego no inculca el hinduismo ni contraviene la libertad religiosa, falló ayer un tribunal de apelaciones de California.

El Tribunal de Apelaciones del 4to Circuito ratificó el fallo de un tribunal de primera instancia que rechazó una demanda presentada por una familia que intentaba impedir que el Distrito Escolar de la Unión de Encinitas imparta yoga como alternativa a las clases ordinarias de gimnasia.

"Aunque la práctica del yoga podría ser religiosa en ciertos contextos, en la forma como se enseña en el distrito, tal como indicó el tribunal en su fallo, 'carece de cualquier elemento religioso, místico o espiritual''', escribió la corte en su opinión unánime de 3-0.

Stephen y Jennifer Sedlock y sus dos hijos presentaron la demanda en la que afirman que el yoga fomenta el hinduismo e inhibe el cristianismo.

La familia se dijo decepcionada del fallo y señaló que consideraba sus opciones.

"Ningún otro tribunal en los últimos 50 años ha permitido que autoridades de escuelas públicas inculquen en niños rituales religiosos formales como la liturgia hindú de orar, inclinarse y adorar al dios sol", dijo en un comunicado el abogado Dean Broyles.

Paul V. Carelli IV, abogado del distrito escolar, dijo que no se llevan a cabo rituales en el salón de clases ni nadie adora al sol ni dirige rituales hindúes.

El distrito dijo que el yoga se enseña de manera secular para fomentar la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio.

El yoga se enseña en escuelas de diversas partes del país, pero se cree que es el primero con maestros de yoga de tiempo completo en todos los planteles.

Mediante un donativo de tres años de la Fundación K.P. Jois, un grupo sin fines de lucro que fomenta el yoga Ashtanga, los 5,600 estudiantes del distrito escolar reciben clases de 30 minutos dos veces a la semana.

Unas 30 familias optaron por retirarse de las clases, que comenzaron en 2011.