SAN FRANCISCO, California, EE.UU.- Un juez ordenó hoy a un jurado que reanude sus deliberaciones sobre un caso de presunta discriminación de género en Silicon Valley después que se descubrió una discrepancia en el conteo del jurado.

La orden se dio después que un secretario de la corte ya había anunciado que el jurado había decidido que la empresa acusada no discriminó ni tomó represalias contra una empleada.

Después del anuncio, a los jurados se le preguntó de nuevo si estaban de acuerdo con el veredicto y fue cuando se descubrió la discrepancia.

El jurado estaba sopesando la demanda interpuesta por Ellen Pao contra Kleiner Perkins Caufield & Byers. El texto alega que Pao fue despedida después que se quejó de discriminación.

Un abogado de Kleiner Perkins declinó hacer comentarios sobre las deliberaciones en curso.

El caso atrajo la atención a la inequidad de género y a las condiciones de trabajo de las mujeres en el Silicon Valley.