Puerto Rico. - Aunque más del 70% de los estados de Estados Unidos ya permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo, las olas de cambio no han alcanzado aún a Puerto Rico y otros territorios del país en el Caribe y el Pacífico, lejanos y socialmente conservadores.

De los cinco territorios, sólo Puerto Rico enfrenta una demanda que busca el derecho de las parejas homosexuales a casarse, y un juez federal allí yendo en contra de la tendencia en los tribunales federales en suelo continental rechazó la demanda. Ese caso se encuentra en apelación ante la Corte de Apelaciones del Primer Circuito en Boston.

En los otros cuatro territories Islas Vírgenes Estadounidenses, Guam, Samoa Estadounidense e Islas Marianas del Norte ninguna pareja homosexual ha presentado un caso legal para demandar el derecho al matrimonio, de acuerdo con grupos defensores que monitorean la situación.

Los cinco territorios podrían verse cubiertos por un eventual fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que establezca que las parejas del mismo sexo tienen el derecho constitucional a casarse, afirmó Omar González Pagan, un abogado del grupo nacional de los derechos gay Lambda Legal.

Durante esta primavera el tribunal supremo analizará varios casos de matrimonios gay de estados continentales y podría dar su fallo a finales de junio. González Pagan espera que las parejas gay en los territorios den entonces un paso adelante para buscar el derecho al matrimonio.

"No importa cuán grande o pequeña sea la población en cualquiera de estos territorios, o el hecho de que haya una oposición vehemente en ellos, esto no significa que cualquier ciudadano deba quedar relegado", dijo. "Todos ellos tienen un derecho fundamental a casarse. Todos tienen derecho a una protección igual".

La única demanda pendiente en un territorio relacionada con el matrimonio gay fue presentada el año pasado en Puerto Rico por cinco parejas: dos que buscan casarse en la isla y tres que viven aquí pero que quieren que se les reconozca un matrimonio que se concretó en otros lugares.

En octubre, el juez federal de distrito Juan Pérez Giménez confirmó la prohibición en Puerto Rico del matrimonio entre personas del mismo sexo, diciendo que los votantes y legisladores, no los jueces, deben decidir la cuestión.

En territorio continental, cuatro tribunales de apelación de circuito han fallado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras que uno el sexto circuito ratificó las leyes en cuatro estados que lo prohíben.

Lambda Legal está apelando el fallo de Pérez Giménez ante la corte del primer circuito. No se ha establecido una fecha para los alegatos orales.