Iban con las ganar de ver esta tarde a Luis Fonsi en su segundo concierto en el Coliseo de Puerto Rico y se quedaron con las ganas de llegar a tiempo.

Así les pasó a cientos de personas que se montaron en el Tren Urbano para llegar hasta la estación en el "Choliseo" y, debido a una amenaza de bomba, se quedaron a mitad de camino luego que se activara el protocolo de seguridad.

El capitán Rafael Romero, jefe de División Explosivos de la Policía, indicó que tras recibir una amenaza de bomba a través de una llama al Sistema de Emergencias 9-1-1 se inspeccionó tanto las instalaciones del tren, específicamente en la estación de Cupey (donde supuestamente se había colocado una de las bombas) así como el área del Coliseo y la tarima donde se celebraría el concierto.

Originalmente, se informó que se trató de una falla mecánica. Muchos de los usuarios optaron por utilizar taxi para llegar a la actividad en Hato Rey.

Según Romero, todo resultó ser una falsa alarma y el servicio ye se reanudó.

Roberto Rodríguez, uno de los afectados que iba para el recital de Luis Fonsi, explicó que muchos de los usuarios se quedaron esperando una guagua que le habían comunicado los llevaría al Choliseo. “Tomamos el tren en Bayamón y poco a poco llegamos hasta la estación de la Martínez Nadal. Allí nos dijeron que la última parada sería la de Centro Médico. Allí nos indicaron que nos teníamos que bajar, que no habría tren ni para llegar al Choliseo ni para virar, así que enviarían una guagua. Esta no llegó y la gente está cogiendo taxi. Hay mucha gente esperando”.