Ten cuidado con aquellos alimentos que piensas no puedes incluir en tus comidas porque crees que te harán más daño que bien. Estudios recientes han descubierto que algunos son imprescindibles incluirlos en tu alimentación, así lo sustenta un artículo de la revista de salud y bienestar Women's Health.

A continuación, la lista de algunos de los nutrientes que deberías considerar incluir en tu dieta y sacar de esa lista negra. 

Queso

Añádelo a la lista cuando hagas la compra. Según un artículo de Applied Physiology Nutrition and Metabolism, una publicación canadiense,  retirar productos lácteos de la dieta, como el queso,  provoca una baja en los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial. Otro estudio presentado por la Asosiación Europea para el Estudio de la Diabetes confirmó el pasado año que los que consumen cerca de ocho productos lácteos enteros al día, tienen  un 23 por ciento menos probabilidades de desarrollar diabetes tipo dos.

Productos congelados

No te asustes si está congelado. Estudios realizados en Gran Bretaña demostraron que las frutas y verduras congeladas pueden contener más antioxidantes y vitaminas que las versiones frescas. El artículo de Women's Health brinda como ejemplo el brócoli congelado. Este puede tener cuato veces más vitamina A que el fresco. Esto es así ya que los  vegetales congelados suelen ser empacados en su mejor momento, mientras que los vegetales frescos pueden tardar más en llegar a la mesa de tu casa.


Papas

Según un estudio reciente publicado en Advances in Nutrition, las papas blancas tienen un alto contenido de fibra, lo que las hace ideal para bajar algunas libras de más. Para sumarle valor nutricional, tienen un cuarto más de la dosis diaria recomendada de potasio. Son un soporte energético perfecto para entrenar.

Carne roja

Un análisis publicado en la revista en línea Annals of Internal Medicine ha descubierto que el consumo de carnes rojas no aumenta el riesgo de padecer enfermedades del corazón. Es una rica fuente de proteínas, hierro y ácido linoleico conjugado (CLA). Esta puede ayudarte a reducir tu porcentaje de grasa corporal y evitar  que el  cuerpo la almacene. 



Carbohidratos simples

¿Carbohidratos simples o refinados? Hay una diferencia entre ellos. Los carbohidratos refinados se consideran como no saludables. Estos se digieren rápidamente y producen un aumento en el nivel de azúcar de la sangre seguido por una caída de azúcar. Por otro lado, los carbohidratos simples se digieren un poco más lento y son más beneficiosos para tu salud. Por ejemplo; las frutas, la miel y la leche son fuentes de carbohidratos simples, naturales, y todos ellos contienen vitaminas y antioxidantes necesarios para defender tu salud y aportar energía.