Las hermanas Kardashian, entre otras figuras públicas como Snooki y Amber Rose,  las hicieron famosas. Le atribuyen sus pequeñas y  sensuales cinturas, las cuales destacan cada vez que pueden con ajustados outfits que dejan muy poco a la imaginación.

¿De qué se trata? Del waist training. En un principio parece un corsé de los más chic, pero de lo que realmente se trata es de una nueva práctica de moda que implica el uso de un corsé por horas con la intención de reducir el tamaño de la cintura de forma permanente con el paso del tiempo. Algunas las usan todo el tiempo pero otras limitan su uso al gimnasio.

Y aunque las hermanas y otras figuras hacen alardes de sus figuras gracias al corsé, profesionales de la salud advierten de los daños que crea al organismo su uso prolongado. De hecho, los expertos coinciden en que no hay manera que funcione y que lo que realmente provoca es daño corporal.

“Médicamente no tiene sentido que se pueda reducir la cintura con fuerza permanentemente, expresó la doctora Mary Jane Minkin, profesora clínico de ginecología y obstetricia de la Facultad de Medicina de Yale a la revista Women Health . “Una vez que se quita la prenda, el cuerpo va a volver a su forma habitual. También es incómodo, restringe los movimientos y si se usa muy apretada, incluso puede hacer que sea difícil respirar y teóricamente podría causar lesiones en las costillas”, abundó.

La experta indicó que aunque la prenda te haga sudar, nunca será suficiente  como para reducir las pulgadas de forma permanente. Lo que realmente funciona, sostuvo. Es la alimentación saludable y la actividad física de forma regular. “No es moda, pero es lo único que funciona si deseas bajar de peso”, señaló.

Sostuvo que los órganos en el área pélvica y abdominal  pueden desplazarse durante el uso de la faja y hasta interrumpir el proceso digestivo. Consecuencias a la salud permanente, no obstante, sólo podrían producirse en casos en los que el corsé esté anormalmente apretado.

Sin embargo, los fabricadores del corsé defienden la pieza y aseguran resultados.  “El uso del corsé aumentará la actividad térmica y la transpiración. Este efecto puede ser comparado a los trajes de sauna que usan los atletas para bajar peso, pero en un grado más bajo”, le dijo Rubén Soto, CEO de Hourglass Angel al International Business Times.

Soto señaló que no  sugieren que se hagan ejercicios utilizando la prenda.  Dijo también que  los usuarios deben estar conscientes que de sentir alguna molestia, como dificultad para respirar y entumecimiento de las piernas, deben descontinuar su uso.