San Juan.- Con el fin de impulsar la economía de su tierra, un puertorriqueño envió una carta al principal ejecutivo de Apple, Tim Cook, para que establezca en la isla un proyecto de investigación y desarrollo de manufactura.

El consultor estratégico y emprendedor Adrian Brito tuvo la idea de escribir la misiva a Cook, en la que según explicó hoy a Efe le pidió al empresario que se establezca en Puerto Rico, ya que la isla cuenta con ventajas contributivas gracias a su relación política y económica con EE.UU.

Brito, de 26 años, se refirió a las oportunidades que establece la Ley 73 de Incentivos Económicos, que ofrece ventajas contributivas a las empresas y unos bajos costes energéticos.

El puertorriqueño, que publicó la carta en su blog del Huffington Post, sostiene que Puerto Rico tiene potencial para convertirse en una segunda Silicon Valley, especialmente si tienen en cuenta los beneficios contributivos que ofrece a inversionistas extranjeros, quienes no tendrían que rendir sus ganancias en suelo boricua al Servicio de Rentas Internas Federal.

En la misiva destacó además que los trabajadores puertorriqueños pueden ofrecer mano de obra barata, profesionalizada y de calidad.
"Yo confío completamente en el trabajo de manufactura.
Quise dejarle saber al mundo que aquí también hay muy buenas oportunidades.

El Gobierno es un complemento fundamental, pero el pueblo también debe serlo", dijo Brito.

El estudiante de Derecho de la Universidad de Puerto Rico y empleado de la empresa Essentium Group indicó, sin embargo, que el trabajo del Gobierno de la isla de promover los incentivos económicos "no es suficiente" para impulsar la economía local.

Brito resaltó también la elección de Puerto Rico por Google para probar el proyecto piloto del primer teléfono inteligente modular que el gigante tecnológico estadounidense pretende lanzar durante el segundo semestre del año.

El "Proyecto Ara" básicamente permite que el teléfono se pueda descomponer en diferentes piezas, para utilizar, renovar o repararlas de manera independiente, sin tener que cambiar el aparato completo.

La isla caribeña será el primer lugar donde se comercialice el teléfono.

El proyecto de Google permitirá que, a través de un marco estructural, módulos como la pantalla, el teclado, la batería o el procesador sean intercambiables y se puedan añadir o sustituir cuando el usuario lo crea oportuno.

A"La actividad que haga Apple, le saldrá mucho más barata.

Microsoft lleva desarrollando software en la isla, que les ahorra muchísimo dinero y emplea a los puertorriqueños y despunta mientras pasa por los momentos difíciles económicos", afirmó Brito.