Donald Trump ha querido virar la tortilla a su favor y qué mejor lugar para expresarlo que en donde mismo ha sido destruido: las redes sociales.

Hace unas horas, el empresario expresó unas declaraciones muy distintas a las que inicialmente lo pusieron en la controversia que la ha costado su reputación y sus negocios con la cadena Univision, quien informó hoy que no transmitirá el certamen Miss USA ni ningún otro concurso relacionado bajo su dirección o franquicia.

El arranque de la controversia se dio cuando anunció su aspiración a la presidencia de Estados Unidos, cuando el millonario dijo que México sólo enviaba migrantes que eran "criminales y violadores".

En sus mensajes en Twitter, Trump dijo que fue el gobierno de México quien obligó a Univision a tomar esa decisión.

"El gobierno mexicano no me quiere hablando de la terrible situación en la frontera y los horribles acuerdos comerciales. Forzando a Univision para detenerme ¡de ninguna manera! Expuse los terribles acuerdos comerciales que Estados Unidos hace con México. Amo México pero no los injustos acuerdos comerciales que Estados Unidos estúpidamente hace con ellos. Muy mal para los trabajos de EU, sólo buenos para México", escribió en tres mensajes.

Mientras, en entrevista con la agencia Prensa Asociada, el magnate dijo que piensa demandar a la cadena televisiva. "Terminaremos demandándolos por mucho dinero".

Hoy, la actriz puertorriqueña Roselyn Sánchez anunció surenuncia a la conducción de Miss USA.

Más notas de Donald Trump