La joven actriz América Ferrera, quien es de origen hondureño, llama a capítulo al archibillonario y aspirante a presidente de los Estados Unidos, quien recientemente hizo comentarios derogatorios sobre los latinos.

“Tú nos ofendes y nosotros nos defendemos”. Así podría resumirse la respuesta de América Ferrera al llamado “The Donald”, en una carta abierta publicada el pasado jueves, 2 de julio, en el portal del Huffington Post. Ferrera, quien es de padres hondureños, se crio en Los Ángeles y se graduó de la Universidad del Sur de California con un grado en Relaciones Internacionales. La premiada actriz se hizo famosa, luego de su papel en la serie “Ugly Betty”, la cual fue un éxito para la cadena ABC. América ha sido reconocida por el Congreso,  por enaltecer el perfil de los latinos en la cultura popular, por servir como ejemplo para las jóvenes latinas y por trabajar en pro del empoderamiento de la comunidad latina, en general.

A continuación, una traducción libre de la carta en la que la joven actriz pone al pedante de Donald Trump en su sitio.

“¡Gracias, Donald Trump!

Estimado Donald,

Recientemente, usted dijo unas cosas bastante ofensivas sobre los inmigrantes latinos y pienso que merece la pena hablar al respecto. Porque, como sabe, estos son los Estados Unidos de América, donde yo tengo el derecho de expresarme, aunque no sea una billonaria, ¿no es eso asombroso?

Como sea, me enteré de lo que expresó sobre la clase de gente que usted opina que somos los latinos: gente con problemas, que lo que traen son drogas, crimen y abuso sexual a América. Si bien sus comentarios son increíblemente ignorantes y racistas, no quiero perder tiempo reprendiéndolo. Eso se lo dejo a sus socios de negocios como Univision y NBC, quienes tienen el poder para castigarlo donde a usted le duele. En su lugar, le estoy escribiendo para decirle, ¡gracias!

Usted verá, lo que sucede es que lo que usted consiguió con su franqueza fue, ¡lograr que más votantes latinos vayan a las urnas que cualquier campaña de inscripciones! Gracias por eso. Aquí estábamos, fajándonos para conseguir que más latinoamericanos fueran a las urnas y, a fin de cuentas, su táctica resultó más eficaz. Comentarios como los suyos sirven para infundirles ánimo a los votantes latinos y lograr que más personas vayan a las urnas el día de las elecciones para que voten en contra suya y de cualquier otro candidato cuya plataforma política esté fundamentada en una retórica llena de odio.

¿Sabe por qué eso es algo monumental, Donald? Porque los latinos somos el electorado más grande, más joven y de mayor crecimiento en los Estados Unidos de América. ¡Así es! Usted es candidato a la presidencia de un país donde la población latina creció en más de un 49% del 2000 al 2012, mientras el resto de la población solo creció en un 5.8% Más aún, nosotros somos el futuro. La edad promedio del latino promedio es de 27 años, en comparación con los 42 años del promedio de la población de blancos. Y por si necesita que se lo traduzca, eso quiere decir que hay muchos americanos que son latinos… y con derecho al voto. Y no pensamos irnos a ninguna otra parte.

Esta es la América en la que estamos viviendo. Yo espero que, a estas alturas, usted comprenda que sin el voto latino, no tiene ni la más mínima oportunidad de ganar las elecciones. Y si no me lo cree, pregúntele al presidente Bush o al presidente Obama.

Usted, Sr. Trump, está viviendo en una fantasía de una América intolerante y pasada de moda. La semana pasada, América celebró varios logros monumentales: igualdad en el matrimonio, cuidado de salud universal, la remoción de la bandera confederada… lo que deja bien claro en qué dirección se está moviendo el país. Por eso, comentarios racistas como los suyos, que atraen a los extremistas, no van a lograr que cambie el rumbo que esto ha tomado… no importa cuánto usted lo intente. Solo servirán para atraer más votantes latinos a las urnas. Su negatividad y su discurso pobremente pensado incendiaron una llama en nuestra comunidad. ¡Gracias, Sr. Trump!

Gracias por recordarnos que en este país todavía queda una especie de gente intolerante y anticuada en peligro de extinción, pero la cual tenemos que seguir combatiendo. Gracias por recordarnos que no debemos dormirnos en nuestros laureles el día de las elecciones, sino que debemos correr a las urnas para proclamar que en este gobierno no hay espacio para su clase de politiquería racista. Gracias por incitar el grito de lucha.

Usted ha dejado bien claro lo que piensa sobre la comunidad latina y usted se mantiene firme en sus opiniones. Nosotros, a cambio, vamos a hacer mucho más que tuitear sobre nuestra indignación y romper piñatas con su imagen. Vamos a votar y a aprovechar nuestra creciente participación en la política de Estados Unidos. Nuestros compatriotas americanos, que aprecian nuestro valor y nuestras contribuciones, se unirán a nosotros. Sabemos que no hay nada que lo asuste más que eso.

La realidad es, Sr. Trump, que sus comentarios quieren decir que usted es incapaz de darse cuenta de que lo que ha hecho a esta nación son los inmigrantes. Ellos son la esencia de nuestros ideales y ellos son la base que nos mantiene a flote. No, St. Trump, usted no va a reducirnos a narcotraficantes ni a violadores. Somos graduados de universidad, banqueros, oficiales de la policía, artistas, maestros, periodistas, políticos… y el futuro de América.

Gracias por ayudarnos a infundirle ánimo al voto latino y por empujarnos hacia nuestro futuro. ¡Siga como va!

Sinceramente,

América”

Mira la portada de primerahora.com