La cadena deportiva ESPN se unió a la lista de empresas que decidieron romper relaciones con el empresario Donald Trump por sus despectivas expresiones acerca de los inmigrantes, en específico la comunidad mexicana. 

La gerencia  de ESPN anunció ayer que trasladará el torneo ESPY Celebrity Golf Classic del Trump National Golf Club al Pelican Hill Golf Club en Los Ángeles. El torneo estaba pautado para jugarse el 14 de julio, un día después de la reconocida ceremonia de los premios ESPYS. 

"Decidimos que era apropiado para cambiar el lugar donde se efectuará la competencia, y estamos agradecidos por la oportunidad de organizar el evento en Pelican Hill en tan corto plazo", dijo ESPN en un comunicado el lunes publicado en su página de internet.

Lee más sobre el escándalo de Donald Trump  

"Esta excursión de caridad beneficia a The V Foundation's Stuart Scott Memorial Cancer Research Fund,  para conseguir recursos para la investigación del cáncer para las poblaciones minoritarias, incluyendo los hispanos y los afroamericanos”, se añadió en el escrito.  

De esta forma, ESPN se une a las televisoras NBC, Univisión y Televisa, y a la tienda por departamentos Macy’s como las compañías que han decidido no  continuar sus negocios con Trump. 

“Nuestra decisión refleja nuestros profundos sentimientos y apoyo para la inclusión de todos los fanáticos del deporte. La diversidad y la inclusión de valores son fundamentales para ESPN  y nuestra decisión también es compatible con ese compromiso”, concluye el escrito.   

Trump, quien es candidato a la presidencia del  Partido Republicano, aseguró hace dos semanas que los migrantes procedentes de México "traen droga, traen crimen, son violadores y algunos asumo que son buenas personas", y señaló que en la frontera sur de Estados Unidos debería haber un muro. 

El magnate emitió ayer un comunicado en el que afirma que sus declaraciones contra México fueron "distorsionadas por la prensa"  y aseguró que sus expresiones fueron hacia el Gobierno y no contra los mexicanos.  Pero las explicaciones no han logrado sanjar la controversia.