La decisión de no defender la unión entre un hombre y una mujer como única relación de pareja combate la inequidad en el país e inicia “el rompimiento de las cadenas de la intolerancia”, afirmó hoy el presidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico (Caapr), Mark Anthony Bimbela.

“Con esta acción, comienza el rompimiento de las cadenas de la intolerancia, los prejuicios y la inequidad en Puerto Rico”, dijo el licenciado Bimbela al felicitar al secretario de Justicia, César Miranda, por la decisión de no defender la constitucionalidad del matrimonio entre hombre y mujer, contenida en el Artículo 68 del Código Civil, como parte de un pleito judicial en el foro federal.

Bimbela catalogó de “histórico” el cambio de postura asumido por el gobierno en la demanda presentada por cinco parejas homosexuales que solicitan que se validen en la Isla sus derechos como matrimonios. El caso está ante el Primer Circuito de Apelaciones del Tribunal Federal en Boston, después que el juez Juan Pérez Gimenez emitió un fallo en contra de las parejas demandantes, encabezada por la licenciada Ada Conde Vidal e Ivonne Álvarez.

“El gobierno no puede discriminar en cuanto a este asunto. Impedirle a una pareja del mismo sexo que pueda casarse y pueda tener los derechos que tienen las parejas heterosexuales es totalmente discriminatorio. Tenemos que vivir a la altura de los tiempos, pero sobre todo a la altura de la justicia y el respeto a la dignidad de las personas y a su derecho natural y constitucional de ser feliz. No es posible creer que el matrimonio es bueno para mí y no lo es para otros ciudadanos”, sostuvo el líder de los abogados asociados en un comunicado de prensa.

Este caso fue iniciado por Conde Vidal, presidenta de la Fundación de Derechos Humanos (FDH), quien presentó la demanda en el Tribunal Federal en marzo del pasado año para que se reconozca en Puerto Rico como legal y legítimo el matrimonio que contrajo con su pareja, Álvarez Vélez, en el estado de Massachusetts.

Después que Pérez Giménez desestimó la demanda en octubre de 2014, las demandantes recurrieron al Circuito de Apelaciones de Boston.

“Estamos solidarios con la compañera y con toda la comunidad Lgbttq (lésbica, gay, bisexual, transexual, transgénero y queer). Miramos con optimismo un presente igualitario y sin prejuicios. Mis respetos al secretario de Justicia por dar el paso correcto hacia la vindicación de los derechos civiles y humanos de tantos puertorriqueños y puertorriqueños precisamente en los días que anteceden la conmemoración del Día de la Abolición de la Esclavitud ocurrida un 22 de marzo de 1873”, puntualizó Bimbela, quien recordó que como presidente de los letrados apoyó la acción legal presentada por Conde Vidal.