Ponce. Unas 13 familias fueron desalojadas anoche por personal de Manejo de Emergencias Municipal apoyados por agencias del gobierno central debido a que sus hogares ubicados en el residencial público Silver Valley, adscrito al Departamento de la Vivienda, fueron afectados por el sismo de 5.2 que se registró en horas de la mañana de ayer, sábado.

Este residencial fue visitado por personal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), el Negociado de Manejo de Emergencias Estatal, Vivienda Estatal, la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias (OMME) y la Oficina de Servicios al Ciudadano del Municipio Autónomo de Ponce (MAP).

“En esta visita pudimos constatar los daños estructurales de las viviendas, pero sobre todo que la salud emocional de sus residentes está muy afectada. Hay mucha frustración y mucha ansiedad. Pero independientemente les ayudamos y trabajando en equipo lo logramos”, dijo en un parte de prensa la alcaldesa de Ponce, María E. “Mayita” Meléndez Altieri.

Para atender esta situación, se necesitó una operación que incluyó al Departamento de Vivienda, Departamento de Salud y la Compañía de Turismo.

De igual forma, personal de rescate municipal le tomó la temperatura anoche a todas las personas antes de ser trasladados y durante el día de hoy se les realizará la prueba de COVID-19. Personal de Caribe Hotel también activó su protocolo por la pandemia y le realizó la prueba de temperatura al llegar al hotel. Esto para proteger a todos los damnificados y empleados del hotel de un posible contagio.

“Al Caribe Hotel se trasladaron 13 familias, un total de 53 personas. Las personas restantes prefirieron moverse con familiares. Como parte del protocolo personal del MAP se suplió a los residentes con material de protección como guantes y mascarillas. Además, la Compañía de Turismo estableció un memorando de entendimiento con el Departamento de Vivienda de manera que se pueda adelantar el proceso de pago por el uso de esas facilidades. Ha sido un trabajo en equipo de agencias estatales y municipales”, explicó la alcaldesa.

Meléndez agradeció la disponibilidad de los hoteleros de Ponce para apoyar al gobierno municipal y estatal en esta situación. “Es un momento duro para estas familias y todos los dueños de hoteles de Ponce, dieron un paso al frente para ayudarnos”, destacó.

Asimismo, reconoció la activación de la Compañía de Turismo que logró coordinar el traslado en tiempo récord.

“Los ponceños y ponceñas vienen atravesando estas situaciones desde el huracán María. En enero comenzó a temblar y cuando estaba normalizándose todo llegó el COVID-19, ahora regresaron los temblores y estamos próximos a comenzar la temporada de huracanes. Todos deben estar seguros de que haremos lo que esté en nuestras manos por su seguridad y tranquilidad”, puntualizó.

El municipio retomará hoy la distribución de cientos de compras a sus residentes debido al rezago económico que muchas familias vienen sufriendo por la pandemia y las medidas de aislamiento social para evitar la propagación.

Las personas que necesiten ayuda emocional pueden comunicarse al (787) 843-7128 y marcar la opción #2. El personal estará hoy atendiendo llamadas de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.