Recientemente, el doctor Alan Preston, investigador del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), hizo un llamado urgente a la ciudadanía para recapacitemos sobre nuestra manera de alimentarnos. El galeno señaló el llamado “síndrome metabólico” como una de las amenazas más serias a la salud que los puertorriqueños enfrentamos hoy día.

De qué se trata

“El síndrome metabólico es un grupo de factores de riesgo que, al combinarse en un individuo, puede llevar a condiciones críticas como la diabetes y complicaciones cardiovasculares”, explicó el doctor, quien es catedrático en el Departamento de Bioquímica de la Escuela de Medicina del RCM. Según el galeno, los criterios clínicos para diagnosticar el síndrome metabólico incluyen el aumento de la presión arterial, un alto nivel de azúcar en la sangre, grasa corporal en exceso alrededor de la cintura y colesterol anormal.

Pero, ¿por qué tantos achaques?

Uno de los problemas identificados por Preston es la dieta típica que los puertorriqueños llevamos hoy día. En primer lugar, consumimos demasiadas calorías diariamente. Además, las porciones son “muy grandes; (preferimos) mucha comida rápida, sodas y jugos; (nos servimos) platos que contienen carnes en exceso, que son altas en grasas saturadas; (escogemos) comidas procesadas, que tienen demasiada sal; no (nos servimos) suficientes frutas y vegetales; y (mantenemos un) consumo inadecuado de calcio y vitamina D”, expuso el experto.

Pera completar, tampoco queremos ejercitarnos. Y, a menudo, ¡ni siquiera queremos caminar! Siempre hacemos mil maromas para estacionar justo al frente de los comercios, casi como si pretendiéramos meter el carro dentro de las tiendas.

Este bajo nivel de actividad física acentúa nuestro problema, según lo expresó Preston. El doctor explicó que el nivel de actividad física recomendado es de más de 30 minutos por día, al menos cinco días a la semana, mientras que un nivel inactivo corresponde a personas que se ejercitan menos de diez minutos al día. “En promedio, el 49% de la población estadounidense cumple con el nivel recomendado, mientras que en Puerto Rico, sólo el 31% cuenta con la actividad física recomendada”, señaló. “Aún más preocupante, el 37% de la población puertorriqueña cae bajo el nivel inactivo de actividad física, mientras que en Estados Unidos esta cifra sólo corresponde al 13.5% de la población”.

La obesidad es la orden del día

Por si fuera poco, el aumento del sobrepeso y la obesidad en la población puertorriqueña se han acrecentado en los últimos años. De hecho, de acuerdo con las estadísticas del 2013 del Centro para el Control de Enfermedades (CDC), el 38.7% de la población de Puerto Rico está sobrepeso y el 27.9% está obesa. “Esto significa que el 66.6% de la población tiene un índice de masa corporal (BMI) sobre el nivel normal”, puntualizó Preston.

Los hallazgos del Dr. Alan Preston se presentaron a la comunidad científica en la 5ta Reunión Anual de la Sociedad Fisiológica de Puerto Rico, que este año tuvo como anfitrión al Departamento de Fisiología y Biofísica de la Escuela de Medicina del RCM. La reunión se enfocó en el tema de la diabetes y el síndrome metabólico, examinando sus consecuencias fisiopatológicas.

Durante la actividad, el doctor Guido Santacana, catedrático del Departamento de Fisiología de la Escuela de Medicina, recalcó la importancia de estudiar la diabetes y el síndrome metabólico, ya que “se han convertido en un problema de salud mundial que es de significativa relevancia para los puertorriqueños viviendo en Puerto Rico y en Estados Unidos. Con esta reunión, generamos un ambiente de colaboración entre investigadores y estudiantes que enriquece y expande los esfuerzos investigativos y el conocimiento de este campo”, afirmó.