En un giro que podría dar al traste con la reforma contributiva, el senador José Nadal Power, presidente de la Comisión senatorial de Hacienda, instó este martes a sus compañeros en la Cámara de Representantes a detener la consideración de la pieza legislativa, y dirigir la discusión hacia medidas fiscales más sencillas, que permitan al Departamento de Hacienda (DH) implantarlas de inmediato.

A juicio del senador por San Juan, la crítica situación fiscal y económica del país requiere que se identifiquen medidas que puedan generar recaudos a corto plazo, y el tiempo que tomaría la configuración de los cambios al sistema tributario podrían agravar el panorama. 

“Deben hacer una pausa y considerar medidas que sean más simples y realizables. Debemos dejar a un lado propuestas complejas y movernos hacia propuestas simples… Tienen que ser medidas sencillas, de implementación inmediata porque eso es lo que provee certeza, no solamente en los recaudos, sino en los efectos económicos que puedan tener”, manifestó Nadal Power en entrevista con este medio.

“El DH tiene muchas limitaciones administrativas y de recursos para implantar medidas de recaudo si son muchas y complejas. Creo que tenemos que movernos hacia una reforma, pero urge que aprobemos medidas que Hacienda pueda implantar de inmediato para lograr los recaudos, y hay que hacer una transición hacia una reforma que sea responsable”, abundó el legislador.

Aunque aseguró que desconoce los detalles de la reforma contributiva que discute la mayoría popular en la Cámara de Representantes, Nadal Power dijo que el debate se ha dilatado demasiado, y que cada día se escuchan versiones sobre nuevas propuestas, sobre cambios profundos y de compleja ejecución. 

Estimó que, en la medida que en la versión que trabaja la Cámara prevalezcan disposiciones de difícil y gradual efectividad, la mayoría en el Alto Cuerpo no estaría en posición de avalarla con su voto.

El presidente de la Comisión de Hacienda en el Senado indicó que el liderato de ese cuerpo no tiene todavía un borrador de las medidas que, a su juicio, se deben adoptar, pero mencionó, a modo de ejemplo, que promoverían que se aumente la tasa del actual Impuesto sobre las Ventas y Uso (IVU).

“Se puede trabajar sobre el IVU existente, que es casi un IVA (Impuesto al Valor Añadido) en términos de consumo, y establecer una tasa a un nivel que la economía pueda absorber y asimilar”, enfatizó al descartar que sus intenciones conlleven empezar de cero el proceso de análisis de la reforma contributiva.

Nadal Power no le cerró la puerta a que se incluyan en la pieza algunas disposiciones sobre alivios contributivos, y dijo que también se podrían establecer los lineamientos generales de la reforma que impulsarían luego.

No quiso estimar, sin embargo, cuánto podría tomar la transición hacia una reforma contributiva.

“Hacienda no tiene la capacidad de implantar una reforma abarcadora en cuestión de un año. Los cambios tienen que ser más paulatinos. Si apruebas muchas medidas técnicas y complejas, lo que estamos es complicando la meta de tener esos recaudos”, insistió.

Nadal Power expresó que no ha tenido oportunidad de discutir su propuesta con el secretario del DH, Juan Zaragoza, ni con el presidente cameral, Jaime Perelló, ni el representante Rafael Hernández Montañez, presidente de la Comisión cameral de Hacienda, pero anticipó que buscará ocasión de hacerlo pronto.

Hernández Montañez dijo temprano este martes que esperaba tener listo en las próximas horas el borrador final sobre el proyecto de reforma contributiva, y que luego de concluir esa gestión, estaría listo para someter el informe para que la pieza pueda ser llevada a votación.