El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, respondió hoy, jueves, a la carta que le remitiera el 21 de abril la Junta de Directores del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), advirtiéndole de un posible cierre gubernamental, si no se toman medidas urgentes, como la aprobación de una reforma contributiva que garantice ingresos para cubrir los gastos recurrentes y un plan de ajuste fiscal a cinco años.

En un documento de tres páginas, firmado también por el portavoz de la mayoría del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, Aníbal José Torres, y por el presidente de la Comisión de Hacienda y Finanzas Públicas del mismo cuerpo legislativo, José Nadal Power, también se responsabiliza al BGF por su situación precaria. 

De entrada, los legisladores expresaron en su respuesta sentirse asombrados “ante las inconsistencias” de la misiva que emitió la Junta del BGF, “las cuales arrojan aún más confusión en torno al plan fiscal endosado por el BGF”. 

“De un lado no exhortan a aprobar una reforma contributiva como el esfuerzo que finalmente lograría los ingresos para satisfacer los gastos recurrentes del Gobierno, pero a la misma vez nos solicitan un presupuesto que ajuste el gasto público a la realidad fiscal del País”, apunta sobre lo que describió como un proceso “análogo a empezar la casa por el tejado”.

Seguidamente, critican que el BGF haga su solicitud de plan de ajuste fiscal a cinco años, sin haber informado antes a los actores legislativos de la cifra de recortes que se anticipan como necesarios para el próximo año fiscal.

“Definitivamente existe un disloque sustancial en sus peticiones, ya que no asiste ni contribuye a nuestro deber como legisladores de insertarnos con voluntad y compromiso al actual debate en nuestro país, así como se presentan los hechos necesarios para tomar decisiones informadas”, continúa la misiva de los senadores. 

Más adelante en el escrito, se reconoce que el resultado de una reforma contributiva probablemente incrementará la carga contributiva de todos los puertorriqueños y se alude a que “continuamente se nos presentan cifras de una brecha fiscal que nos inducen incorrectamente a concluir que actualmente tenemos un ‘presupuesto materialmente balanceado’”, y se menciona que el historial de estimados de recaudos del Departamento de Hacienda “deja mucho que desear”. 

Para seguir con los señalamientos, responsabiliza en gran medida al propio BGF de su situación precaria. En tal sentido, plantean que cuando se le presentó a la legislatura en 2013 el problema de la deuda de la Autoridad de Carreteras y Transportación, y se aprobó la primera alza en el impuesto al crudo para una emisión de bonos que le diera liquidez, “el Banco decidió por su cuenta no hacer la emisión y usar el dinero para otra cosa”.

“Esperaron un año para volver a la Legislatura con un segundo impuesto al petróleo y una ley que leía igual que la primera. Si el Banco esperaba que esperaba que la segunda alza se aprobara en 24 horas y sin enmiendas, pues el Banco no entiende el rol constitucional de la Asamblea Legislativa”, agrega la carta suscrita por Bhatia, Torres y Nadal Power. 

Finaliza la misiva con la consideración de que ha llegado el momento de discutir y adoptar un plan integral para Puerto Rico y dejar atrás la toma de decisiones fragmentadas. 

La carta a la que respondieron los senadores fue endosada por el presidente de la Junta de Directores del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), David Chafey; la presidenta de esa entidad, Melba Acosta y por los secretarios de Hacienda y Desarrollo Económico, Juan Zaragoza y Alberto Bacó. También firmaron la misiva Rafael Rovira, Néstor de Jesús y Joaquín Viso, otros integrantes de la junta directiva del BGF.