La Policía espera tener en los próximos días un cuadro más claro de las circunstancias en que un hombre y una menor, en eventos separados, fueron víctimas de crímenes entre la noche del martes y la madrugada del miércoles por actividades relacionadas a personas que conocieron a través de las redes sociales.

El caso más reciente involucra una menor de 15 años que fue violada. 

Este medio supo que la adolescente conoció hace dos días al individuo, de quien se desconoce si es adulto o menor o si utiliza su identidad real en las redes sociales. Se desprende de la pesquisa dirigida por personal de la División de Delito Sexuales de Carolina, que la menor y el individuo acordaron salir, así que el hombre acudió de madrugada a la residencia de la adolescente en Río Grande a recogerla.

La jovencita abordó su vehículo y, horas después tras ser abusada sexualmente, fue abandonada en una gasolinera cercana a la urbanización Villas de Loíza, en Canóvanas.

Una menor de 15 años no está facultada por ley a consentir a tener relaciones íntimas. Desde la gasolinera llamaron a la Policía y su madre se querelló.

Esta tarde agentes investigadores se encontraban verificando las cámaras de seguridad de la gasolinera. La menor estuvo todo el díaen el hospital realizándose pruebas para víctimas de agresiones sexuales y fue citada para entrevista con la Policía mañana.

De otra parte, agentes de Homicidios de Guayama esperan entrevistar mañana, jueves, a los dos acompañantes de Ángel A. Camacho Castillo, el hombre que anoche a las 8:50 p.m. recibió dos disparos en el pecho en el residencial Jardines de Montellano en Cayey, a donde acudió a conocer a una mujer que había conocido, supuestamente, por la red social Facebook.

Si entrar en detalles de la pesquisa, el comandante Diosdado Pérez, director del Cuerpo de Investigación Criminal de Guayama, dijo estar confiado en el avance de la pesquisa.

“Vamos bien con la investigación”, dijo Pérez el indicar que tras la agresión, los acompañantes de Camacho Castillo lo llevaron a un hospital en Cayey y de allí pasó al Centro Médico, en Río Piedras.

Según dijo, el herido ha cooperado con la investigación. De hecho, alegó que cuando conversaba con la mujer, se le acercaron dos individuos armados y le preguntaron: “¿Qué haces aquí?”. Acto seguido, le hicieron los disparos. 

La reportera Maribel Hernández colaboró en esta historia