Los Ángeles.- La escasez de lluvias en California está aumentando el interés de las familias por reemplazar jardines y áreas con césped por plantas resistentes a la sequía, gracias en parte a una ayuda económica del Departamento de Agua y Energía de Los Ángeles (LAWDP).

"Transformé mi jardín con plantas de poca agua el año pasado porque en mi recibo bimensual por agua pagaba mucho", dijo a Efe Zaida Correa, residente de la localidad de Woodland Hills.

"Cambié la irrigación automática y al desinstalar las mangueras antiguas estaban rajadas, se fugaba el agua todo el tiempo, dentro de casa reemplacé regaderas de baños, focos y aislamiento en puertas, todos los cambios en total redujeron el recibo bimensual de agua y energía de 900 a 75 dólares", reveló.

Correa, quien actualmente rocía sus plantas acostumbradas al clima del desierto una noche por semana, contó que "por 2.000 pies cuadrados de jardín renovado recibió 4,500 dólares de reembolso por parte del LAWDP".

Enrique Silva, representante del programa de conservación de agua del LAWDP, recordó a Efe que esta "crisis del agua" se debe a que en los "pasados cuatro años la lluvia y nieve del invierno no es suficiente para llenar los lagos y presas para el consumo de los californianos".

Actualmente, el promedio de reservas es inferior al 40 %, según el Departamento de Recursos del Agua de California.

Más del 50 % del agua que se consumen en áreas urbanas de California se utiliza en el riego de los jardines, mientras que en las zonas rurales el 80 % del líquido vital se destina a la agricultura.

"Para ahorrar agua sugerimos que los jardines y césped sean cambiados por plantas originales de California, de la zona del mediterráneo en donde el clima es parecido al nuestro o plantas de zonas desérticas", contó Silva.

Explicó que en el año fiscal 2009-2010, cuando daban un dólar por pie cuadrado de césped que se quitase, apenas 459 personas pidieron el subsidio para eliminar "558,967 pies cuadrados de zacate".

Silva subrayó que, desde que comenzó el actual año fiscal, en junio de 2014, los clientes reciben 3,75 dólares por pie cuadrado de césped y la cifra asciende a 2,679 los consumidores que reclamaron la "ayuda económica por cambiar 3,79 millones de pies cuadrados de pasto de sus jardines".

El gobernador de California, Jerry Brown, emitió el pasado 1 de abril una orden ejecutiva para reducir el consumo del 25 % de la reserva de agua estatal.

El mandato de Brown incluye ajustar irrigadores automáticos de jardines a tres noches por semana, entre otras medidas, y habrá multas por incumplimiento.

"Para renovar mi jardín vi fotos en internet y busqué esas plantas en el vivero", explicó Correa.

"En vez de césped, averigüé que la margarita Dymondia sobrevive con poca agua y forma el manto verde, y entre mis plantas suculentas están el agave, aloe vera, podocarpos, papiros y una que sólo sé que en México conocen como 'la lengua de la suegra'", dijo, sonriendo.

Narciso Mendoza, jardinero que realizó el trabajo pesado en el área verde de Correa, dijo a Efe que el año pasado renovó varios jardines con plantas resistentes a la sequía e, incluso, hay clientes que están "reemplazando el césped por pasto sintético para no gastar agua".

Por su parte, Michelle Mayer, vecina de Correa, inició hace un mes el proceso de cambio de 800 pies cuadrados de jardín por un diseño de poca agua, que riega a mano con manguera.

"Cambié mi pasto porque lucía muerto y otra vecina que renovó su jardín para economizar agua me motivó y gasté 4.000 dólares en rediseñarlo, LAWDP ya vino a inspeccionar y estoy esperando el reembolso", relató Mayer.

"En esta cuadra mi casa es la única con el área de jardín con grava, piedras y hemos comenzado a sembrar las plantas que sobreviven así, los vecinos miran el diseño extrañados; pero a nosotros no nos importa, porque vamos adelante en el juego", dijo sonriendo.